EL MéTODO MáS EFECTIVO PARA REPARAR UNA TORTA APELMAZADA Y SECA

La torta es una de las especialidades más irresistibles de la pastelería. No hay celebración, mesa de dulces o confitería donde este postre no brille. Sin embargo, cuando nos toca hacer de reposteros y hornear en casa, el resultado no siempre es el más esperado, y terminamos por frustrarnos.

Si bien hay trucos para que la torta esponje o crezca, a veces ninguna técnica parece funcionar. Si esto te ha ocurrido y piensas que está todo perdido, te enseñaremos el método más efectivo para reparar tu pastel que ha quedado apelmazado y seco, todo con una solución 100% casera.

Lo primero que debes hacer al darte cuenta de que la torta quedó apelmazada, es dejarla enfriar a temperatura ambiente, y posterior a este tiempo, envolverla en papel film y llevarla a la heladera. Al día siguiente, retira tu empaque, ábrelo cual regalo de Navidad justo sobre la mesada, ¡y manos a la obra!

El método más efectivo para reparar una torta apelmazada y seca es hidratarla con algunos ingredientes mágicos que también le den sabor. Para eso, te daremos dos opciones. La primera es preparar un almíbar de alguna fruta o esencia que desees, lo ideal es trabajar con ingredientes que ya tengamos en la heladera, como limas, naranjas o incluso café.

El almíbar debes hacerlo con más cantidad de azúcar que de agua, e introduciendo el elemento que le dará sabor, ya sea una fruta, café o canela. Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente, puedes pinchar la torta con un tenedor, y comenzar a verter el almíbar sobre ella para que absorba sus jugos. Posteriormente, llévala a la heladera, nuevamente envuelta en papel film.

Al día siguiente, o incluso unos minutos más tarde, verás que tu torta estará húmeda y lista para disfrutarla junto a una taza de té o café. También puedes aplicar la técnica de rellenarla con crema pastelera o cualquier otro glaseado, pero siempre es aconsejable humedecerla previamente con el almíbar.

2024-07-04T15:34:08Z dg43tfdfdgfd